Página 1 de 1

Argentina: aprueba diputados la ley de identidad de género

Publicado: Jue, 01 01UTC Dic 01UTC 2011. 11:49 am
por gina
En una sesión histórica la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la ley de identidad de género.

167 votos a favor 17 en contra y 7 abstenciones.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1429023-medi ... -de-genero

Publicado: Jue, 01 01UTC Dic 01UTC 2011. 2:35 pm
por lluisa_pr
Una buena noticia, asi se puede avanzar antes en la normalizacion de la propia vida (se [re]-quiera mas ajustes o no) y espero que disminuya la discriminacion al mostrar papeles .

Publicado: Lun, 05 05UTC Dic 05UTC 2011. 11:28 pm
por gina
Gracias Lluisa, sólo me resta decir: pobre gente aquella que no puede soportar la felicidad ajena, que desdichados deben sentirse, pero no hay más, les guste o no les guste tendremos nuestra ley de identidad de género y ellos que sigan pataleando. :D

Besitos

Publicado: Mié, 07 07UTC Dic 07UTC 2011. 12:16 pm
por gina
Con derecho a la identidad de género

Por Andrés Gil Domínguez PROFESOR TITULAR DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y POSDOCTOR EN DERECHO (UBA)

Siendo el sexo aquello que biológicamente portamos desde el nacimiento, el género es la construcción social de lo que somos en términos de plan de vida o autobiografía. Así como es posible que el sexo masculino o femenino se proyecte en sintonía con la construcción social de hombre o mujer, también es viable que no exista una relación simétrica entre sexo y construcción social del género que se habita por elección autorreferencial.

La biología configura un hecho no elegido sino dado, el género se construye sobre la base de nuestro deseo espejado en la mirada de los Otros que se proyecta sobre nuestra constitución subjetiva. Las personas se sostienen en el lenguaje que la ley provee y en el cual habitan.

En un ser humano los deseos pierden amarra en la biología y se vuelven operativos en la medida que se inscriben en el horizonte del ser sostenido por el lenguaje.

Si es importante el nombre que nos espera desde antes de nacer para marcarnos en un cierto linaje, cuanto más trascendental es poder elegir el nombre mediante el cual queremos desarrollar la vida en condiciones intersubjetivas igualitarias.

Encerrar a las personas en el sarcófago de la biología, sin importar el género que se elige como parte de un orden simbólico que posibilita ejercer el derecho a la identidad, confluye en una vida indigna donde la “muerte simbólica” sobrevuela la angustia discriminadora cotidiana.

El intento biologicista de imponer una moral sexual única implica la presencia de un Otro que se proyecta sobre lo más íntimo, desde el lugar donde lo más exterior llega hasta lo central. El Estado constitucional de derecho, con la garantía del pluralismo como fin último, intenta tutelar la extimidad de las personas respecto de su sexualidad, evitando justamente que la expresión del goce pueda verse cercenada por un odio que se encubre en los pliegues de un discurso replicado al infinito con ánimo de producir los efectos que nombra en torno a una construcción binaria (hombre/mujer) que no puede ser cuestionada bajo ningún punto de vista.

La media sanción del proyecto de ley de identidad de género por parte de una abrumadora mayoría en la Cámara de Diputados puso en funcionamiento un discurso jurídico comprensivo del género en términos de instauración normativa , que configura a los titulares de este derecho como un sujeto no predeterminado por la performatividad del discurso que no tiene por qué someterse a una operación quirúrgica contraria a su deseo o a producir determinada prueba judicial para estar contenido en los márgenes de la Constitución y la Ley.

Si realmente toda persona tiene derecho a su identidad de género, a su verdad personal, a ser considerado como realmente es y no un “otro impuesto” , los representantes del pueblo lograron operar una rearticulación esencial del estatus social y simbólico existente basado en la formalidad biológica, mediante un nuevo significante primordial que postula la dignidad universal de las personas bajo la mirada de la igualdad , la prohibición de discriminación y el pluralismo. En el tiempo de la autoridad de los derechos, otro motivo de orgullo para la democracia argentina.

http://www.clarin.com/opinion/derecho-i ... 39647.html

Publicado: Mié, 07 07UTC Dic 07UTC 2011. 3:42 pm
por joss
Mariana^ escribió:
Por Andrés Gil Domínguez PROFESOR TITULAR DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y POSDOCTOR EN DERECHO (UBA)

Siendo el sexo aquello que biológicamente portamos desde el nacimiento...



¿Un profesor de derecho impartiendo una clase de biologia?


:blink:

Publicado: Mié, 07 07UTC Dic 07UTC 2011. 3:52 pm
por gina
emma17es escribió:
Mariana^ escribió:
Por Andrés Gil Domínguez PROFESOR TITULAR DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y POSDOCTOR EN DERECHO (UBA)

Siendo el sexo aquello que biológicamente portamos desde el nacimiento...



¿Un profesor de derecho impartiendo una clase de biologia?


:blink:


¿Un imbécil como vos oculto detrás de un teclado pretendiendo ser creíble?

:lol:

Publicado: Mié, 07 07UTC Dic 07UTC 2011. 4:08 pm
por gina
ANDRES GIL DOMINGUEZ
ABOGADO (UBA)
DOCTOR EN DERECHO (UBA) - POSDOCTOR EN DERECHO (UBA)

ANDRÉS GIL DOMÍNGUEZ Abogado y Doctor en Derecho con tesis recomendada al Premio Facultad de la Universidad de Buenos Aires. Posdoctor en Derecho, Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Profesor Regular Adjunto de la materia Derecho Constitucional (Facultad de Derecho, UBA). Profesor de Doctorado (Facultad de Derecho, UBA). Profesor de Doctorado de la Universidad de Salamanca (España). Profesor Regular Titular de Derecho Constitucional (Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa). Profesor Titular Interino de Derecho Constitucional (Facultad de Derecho, UBA). Investigador visitante de la Universidad Autónoma de México y de la Universidad de Salamanca. Investigador I+D de la Unión Europea por la Universidad de Salamanca (España). Postgrado en Justicia Constitucional (Universidad Carlos III, España). Director del Programa de Actualización en Derecho Constitucional y Procesal Constitucional Profundizado (Facultad de Derecho, UBA). Director de los Cursos Intensivos en Derecho Constitucional y Procesal Constitucional (Facultad de Derecho, UBA).

Fue Asesor de la Convención Estatuyente de la Ciudad de Buenos Aires (1996), de la Convención Constituyente de la Provincia de Santiago del Estero (2005) y de la Convención Constituyente de la Provincia de Neuquén (2006).

Fue Asesor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires..

Fue Subsecretario de Asuntos Jurídicos de la Universidad de Buenos Aires (1998-2002).

Fue Subdirector del Departamento de Derecho Público I de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (2002-2003).

Es Consejero Directivo por el Claustro de Profesores de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (2006-2010).

Es Consejero del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, período 2008-2010.

Es autor de los siguientes libros: En busca de una interpretación constitucional (Nuevos enfoques sobre la reforma de 1994), Ediar, 1997; Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, un recorrido crítico, EUDEBA, 1997; Aborto voluntario, vida humana y constitución, Ediar, 2000; Tribunal Superior de la Ciudad de Buenos Aires. Régimen procesal. Derecho procesal constitucional, La Ley, 2001; Constitución, emergencia y amparo, Ad-Hoc, 2002; Ley nacional de salud sexual y procreación responsable, Ad-Hoc, 2003; Constitución y derechos humanos. Las normas del olvido en la República Argentina, Ediar, 2004; Neoconstitucionalismo y derechos colectivos, Ediar, 2005; La regla de reconocimiento constitucional argentina, Ediar, 2007, Tutela judicial efectiva y agotamiento de la vía administrativa, Ad-Hoc, 2007, Constitución socioeconómica y derechos económicos, sociales y culturales, Ad-Hoc, 2009 y Escritos sobre neoconstitucionalismo, Ediar, 2009.

Es coautor junto a María Victoria Famá y Marisa Herrera de Derecho constitucional de familia Tomos I y II, Ediar, 2006 y Ley de Protección del niño, niña y adolescente. Comentada, anotada y concordada, Ediar, 2007.

Ha coordinado con Germán J. Bidart Campos las siguientes obras colectivas: Los valores en la Constitución argentina, Ediar, 1999; El derecho constitucional del siglo XXI: diagnóstico y perspectivas, Ediar, 2000; Instituciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Ley, 2001 y A una década de la reforma constitucional. 1994-2004, Ediar, 2004.

Autor de más de doscientos ochenta artículos de doctrina.

Ha dictado más de ciento treinta conferencias en el país y en el extranjero.

Director General de AGDConsultora.



Fuente: http://agdconsultora.com.ar/index.php?id=51

Publicado: Vie, 09 09UTC Dic 09UTC 2011. 5:36 pm
por andrea
El relato de Mariana Casas, abogada intersexual argentina, nos demuestra el fracaso de las viejas teorias que sostenian que la identidad de género (nuestro más profundo sentimiento de ser hombre o ser mujer) podria ser una construcción social, cultural o psicosociocultural.

VIDEO

http://vimeo.com/33341935

Publicado: Vie, 09 09UTC Dic 09UTC 2011. 6:16 pm
por lluisa_pr
Hola Yoques,

Y.. ¿ eso que tiene que ver con el proyecto de ley?

Que no se requiera un medico no implica que el orgien no pueda ser un defecto en algun gen o algun otro _defecto_ fisico medible.

Lo que intenta es simplificar llegar a la normalizacion, puede que sea muy abierto y que asuste que haya demasiada demanda y se desborde, entre otros problemas ya comentados en otro hilo (en el que has participado sin aportar nada provechoso, la verdad).

Publicado: Vie, 09 09UTC Dic 09UTC 2011. 7:24 pm
por gina
lluisa_pr escribió:Hola Yoques,

Y.. ¿ eso que tiene que ver con el proyecto de ley?

Que no se requiera un medico no implica que el orgien no pueda ser un defecto en algun gen o algun otro _defecto_ fisico medible.

Lo que intenta es simplificar llegar a la normalizacion, puede que sea muy abierto y que asuste que haya demasiada demanda y se desborde, entre otros problemas ya comentados en otro hilo (en el que has participado sin aportar nada provechoso, la verdad).


No, no tiene que ver con el proyecto de ley Lluisa, tiene que ver con la estupidez de esta gente.

Besitos

Publicado: Mar, 13 13UTC Dic 13UTC 2011. 3:31 pm
por carrensa
¿Que tiene que ver la limonada con los limones?

Que va! no tiene nada que ver, es sólo «estupidez de esa gente» ......... ¿Que gente?... ¿estupidez?