La Ley británica: el panel

Las Leyes y el Derecho en la Identidad de Género.
Kim_Perez
Iniciad@
Iniciad@
Mensajes: 36
Registrado: Sab, 03 03UTC Abr 03UTC 2004. 10:22 am

La Ley británica: el panel

Mensajepor Kim_Perez » Jue, 01 01UTC Jul 01UTC 2004. 8:00 am

Como van a ser consecutivas la Ley británica y la Ley española, la primera va a ser una referencia que estará siempre presente, de hecho, en nuestros legisladores (que lo somos todos y todas en la medida en que podemos y debemos crear estados de opinión, sobre todo en nuestro colectivo trans, que habrán de ser tenidos en cuenta; no se puede aprobar una ley trans sabiendo que nos oponemos a ella)

La Ley británica toma tres decisiones fundamentales:

a) El cambio de sexo legal (que en el vocabulario de la Ley se denomina género) está abierto para las personas operadas y no operadas que lo soliciten.

b) Se instituyen unos paneles de expertos médicos y juristas que aprobarán o no las solicitudes.

c) Se crea un registro de personas transexuales.

Evidentemente, entre a) y b) hay una relación. En este mensaje, quiero alertar sobre b)

Equivale a disponer que alguien, supuestamente experto (¿quién decide que se experto, y con qué criterios?), decide sobre nuestras vidas.

Ni que decir tiene que es algo peligrosísimo. Expertos abiertos dirán que sí, expertos cerrados dirán que no y tú jugándote tu porvenir legal a los expertos que te toquen.

Las soluciones legales se deben tomar sobre constataciones de hecho, certificaciones que dejen constancia de que tú has dado este paso o este otro (se podrá discutir el alcance de estas certificaciones: ¿tiempo de vida conforme al otro género?; ¿capacidad mental presente o recuperada para decidir?), pero no sobre autorizaciones que equivalen a crear una tutela extraña sobre las decisiones más importantes de nuestra vida.

En una palabra, que todo se haga sobre un "diagnóstico" y no sobre una constatación de hechos, resulta muy arriesgado y por principio, rechazable. Primero, los diagnósticos, en el actual estado de la psicología, no tienen claros los criterios, que resultan muy variables y, segundo, el mismo concepto de diagnóstico está en jaque puesto que hay un amplio movimiento para sacar la transexualidad del repertorio de patologías, como ya se hizo con la homosexualidad.

En cuanto al punto c), que se pretende que no es para fichar a las personas transexuales, sino por su bien, esto lo comenta suficientemente. También se entiende que es uno de los métodos para contrapesar el punto a). Convertirnos en personas fichadas aparte es hasta tal punto discriminatorio que sólo lo entiendo como resultado de un toma y daca legislativo.

En resumen, la Ley británica presenta aspectos de gran apertura y otros de gran cerrazón, que requieren nuestra atención a la hora de preparar nuestra Ley.

Kim

Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3873
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Mensajepor andrea » Jue, 01 01UTC Jul 01UTC 2004. 10:23 am

Ya sabes que nuestro punto de vista es inequívoco a ese respecto; ni el panel ni el registro son aceptables. Y sobre todo no lo son porque en este país no se dan las garantías para que ninguno de esos dos elementos no sea un peligro potencial.

El único panel de expertos que debe existir es el que elabore los protocolos, y debe incluir profesionales de la medicina, del derecho, de la asistencia social y transexuales de ambos géneros. Esos protocolos marcarán los procesos y los requisitos. Y ya está. Sólo es aceptable un proceso meramente administrativo, y no uno que implique una "autorización". Aceptar eso sería un paso atrás de varios años, y la segunda bajada de pantalones más grande del siglo.

Respecto al registro, en un país donde a los pocos días de empadronarte ya estás recibiendo propaganda en tu nueva dirección sin haberla dado más que al propio Ayuntamiento, donde casi todos tenemos fichas policiales sin haber cometido delito alguno, donde durante muchos años éramos culpables hasta que demostrásemos lo contrario, y donde puede haber gobernantes que se pasen la legalidad por el forro (ya lo hemos visto no hace mucho); todo registro o lista es un peligro potencial.

No tiene justificación alguna, no beneficia a nadie (ni al estado, ya que no es necesario), y puede ser muy perjudicial. De aceptarlo, esta sería la primera bajada de pantalones del siglo.

Pero de todos modos, si no es el PP, no me imagino quién puede proponer un panel de expertos o un registro de personas transexuales. Hay que ser muy retrógrado y tener un tufo muy fascista para hacerlo.
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).

Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Mensajepor Joana » Jue, 01 01UTC Jul 01UTC 2004. 2:13 pm

Hola. La transexualidad no se puede diagnosticar porque no es una enfermedad. Solo se puede constatar la falta de alteraciones que, de existir, llevarían el proceso de reasignación de género al fracaso.

Los médicos tienen un fuerte interés económico por mantener la transexualidad como una enfermedad, porque así se beneficiaran mucho de este hecho. Pero ello no se debe permitir.

La ley Británica tan elogiada tiene grandes defectos, entre ellos el registro de personas transexuales. No se entiende bien cual es la finalidad de mantenr un registro de este tipo y las consecuencias negativas son evidentes.

Besos

Joana


Volver a “Aspectos legales.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados