de menos a mas.

Arte, música, literatura, cine e Identidad de Género.
Avatar de Usuario
gina
Gran Maestr@
Gran Maestr@
Mensajes: 1993
Registrado: Mié, 21 21UTC Ene 21UTC 2004. 4:31 pm

de menos a mas.

Mensajepor gina » Mar, 10 10UTC Ene 10UTC 2006. 2:41 pm

De menos a más

Ilustración: Ricardo Fumanal

Noticias relacionadas en elmundo.es
6 de enero de 2006.- Las terminaciones nerviosas son prácticamente las mismas para todos los humanos. Lo que va a variar es la historia individual de las zonas erógenas y nuestra deseo por echar mano -o boca- de éstas. Consecuentemente, las zonas erógenas no sólo pueden variar de hombre a mujer, sino también de persona a persona. Lógicamente cada individuo es un mundo.

Para determinar qué partes del cuerpo pueden ser fuentes de placer, hay que observar la propia experiencia. Ésta puede ir cambiando con el tiempo; de ahí que sea necesario mantenernos actualizados en cuanto a la misma.

Al realizar una exploración de las distintas áreas de nuestro cuerpo, hallaremos que algunas partes parecen más capaces de producir excitación que otras. En nuestro recorrido, vamos a iniciar la exploración por las zonas erógenas que, en teoría, son relativamente menos sensibles, para terminar por las zonas que más excitación causan.

La parte interior de los muslos cuenta con terminaciones nerviosas que la convierten en una zona muy sensible al tacto, las caricias y el roce de la lengua… Al acariciar esta región del cuerpo se activan importantes zonas erógenas -especialmente el clítoris, en la mujer-. Recuerda que no es aconsejable morderlo, pero si lamerlo y chuparlo delicadamente. Se trata de un área sumamente sensible; un mordisquito podría llegar a causar dolor y no es lo que buscamos.

Aunque a muchos les pueda parecer extraño, las rodillas también cuentan con terminaciones nerviosas que las convierten en otra zona erógena a considerar. Te puede sorprender cuanta excitación eres capaz de producir estimulando la parte trasera de las rodillas. Puedes lograrlo acariciando esta zona o utilizando tu lengua cuidadosamente. Tan sólo asegúrate de aplicar la presión adecuada, de frotar suavemente y con calidez. Si estamos relajados al hacer esto, muy probablemente evitaremos hacer cosquillas.

Interésate, sobre todo, por disfrutar a la vez que promueves una experiencia placentera. Tu atención e interés son los cimientos para lo que puede venir después.

besos Gina

Volver a “Aspectos artísticos.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado