Crying Game

Arte, música, literatura, cine e Identidad de Género.
Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Crying Game

Mensajepor Joana » Mar, 01 01UTC Jun 01UTC 2004. 7:31 pm


Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3886
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Mensajepor andrea » Mar, 01 01UTC Jun 01UTC 2004. 9:49 pm

También fue una peli muy importante para mí.

Acababa de iniciar mi segunda y definitiva transición. Estaba sola y había renunciado a toda mi vida anterior, a cuanto fui y tuve, a quienes me rodeaban.

Entré en el cine a verla justo cuando se estrenó al porincipio del verano de 1993, sin saber de qué iba la película; sólo había oído que había sido un éxito en Londres. Naturalmente me quedé helada cuando supe que Dil era transexual, lo cual sospeché al verla en foto por primera vez (no sé qué me hizo saberlo, pero lo sabía).

En la oscuridad de aquel cine, la inseguridad que aún sentía fue dando paso a la reafirmación, y en mi butaca lloré, pero de alegría y emoción por sentirme yo misma después de una larga espera.

Al terminar la película, las miradas de los demás espectadores eran de comprensión y complicidad (nada que ver con las de reproche que años antes me habían dirigido).

Y de algún modo, comencé a ser feliz. :shifty:
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).

Invitado

Mensajepor Invitado » Mié, 02 02UTC Jun 02UTC 2004. 12:28 pm

Hola Andrea. La verdad nos persigue hasta que la afrontamos. no podemos vivir fingiendo y negandonos y aceptarnos a nosotras misma nos hace felices, a pesar de todas las calamidades que a continuación caigan sobre nosotras.

El precio es altisimo y llegará un día que en los libros de historia se lea el trato tan vergonzoso que sufriamos hombres y mujeres transexuales a principìos del s.XXI y quien lo lea se asombrará de ello y reprobará a la sociedad que los cometió, tal como hoy ocurre cuando leemos sobre la trata de esclavos. Esa será la prueba de nuestra victoria. Aunque ya nos estaremos, pero seremos recordadas, mientras el nombre de los verdugos habrá caido en el olvido.

Besos

Joana