¿Existe el tercer sexo?

Temas de transexualidad femenina.
Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

¿Existe el tercer sexo?

Mensajepor Joana » Mié, 02 02UTC Jun 02UTC 2004. 7:22 pm

Hola. Hay hombres y mujeres transexuales que piensa que no son ni hombres ni mujeres, sino que simplemente son transexuales. Utilizan la palabra transexual como un sustantivo, en lugar de hacerlo como un adjetivo. Pero hasta ahora no hay pruebas cientificas que avalen la existencia de este tercer sexo.

Sabemos que las mayorías de las personas nacen con una identidad de género acorde con su cuerpo y que algunas personas nacen con una identidad de género que no se corresponde con su cuerpo. Pero hay pruebas de que solo existen dos identidades de género: la masculina y la femenina. Estas dos identidades quedan determinadas antes del nacimiento y no se pueden cambiar durante toda la vida de la persona. Una prueba de ello sería el desastroso experimento del Dr.Money. Entonces, ¿que es esto de la identidad transexual?. ¿Por que hay gente que se define solo como transexual?, ¿Tiene esto sentido?.

Resulta paradójico que muchas mujeres transexuales, que solamente se consideran "trans o travesti", muestran una imagen que es el estereotipo de la feminidad. Cabria esperar que su imagen fuese andrógina, pero muestra una imagen femenina que cumple los estereotipos más estricto sobre feminidad. Parece pues que esta persona deberían considerarse mujeres. ¿Entonces porque insisten en inventarse un tercer sexo, distinto del masculino y del femenino?. La respuesta podría ser que en el fondo de su conciencia saben que no son mujeres y después de todos los cambios que han efectuado en su cuerpo, les averguenza reconocer que en realidad son hombres.

Es polémica esta idea y probablemente injusta. Ya que hay que analizar caso por caso y no condenar a nadie. Pero se trata de proteger a las mujeres que verdaderamente son transexuales.

Besos

Joana

Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3886
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Re: ¿Existe el tercer sexo?

Mensajepor andrea » Mié, 02 02UTC Jun 02UTC 2004. 8:13 pm

Joana escribió:Pero se trata de proteger a las mujeres que verdaderamente son transexuales.


Y a los hombres transexuales. Que no hace mucho tuvimos una demostración televisiva de un hombre supuestamente transexual que no lo es ni por aproximación.

Aparte de eso, es un debate interesante. Resulta bastante curioso comprobar que quienes dicen no definirse en un género, tienen nombres que sí son definidos, visten de un modo definido y su aspecto aparente está igualmente definido.

Aún así insisten en no definirse.

Es indudable que si hacen eso es porque hay algún aspecto que se define en sentido contrario; de no ser así, si todo se definiese en el mismo género, no deberían tener la menor duda sobre cuál es el suyo (o no habría indefinición).

¿Y qué aspecto es ese que se empeña en llevar la contraria al resto?

En la mayoría de los casos se tratará de cómo vive su experiencia sexual esa persona. El modo en que hombres y mujeres reaccionamos a los estímulos sexuales es diferente; los ritmos son distintos, la intensidad y la duración de las sensaciones se parecen poco. Si se pudiese concentrar la excitación sexual de hombres y mujeres en una gráfica, que abarcase desde el inicio hasta algún tiempo después del orgasmo, las diferencias entre ambos generos serían absolutas.

Y eso no lo puede "disfrazar" la silicona ni "enmascarar" la cirugía. O se siente o no se siente. Y la reasignación tiene una importancia relativa en este hecho. Se puede tener una sexualidad femenina sin haberse reasignado, y se puede seguir con una masculina incluso después de haberlo hecho (y lo contrario en el caso de los trans masculinos).

Naturalmente, cuando se lleva a cabo la reasignación en esas condiciones, el fracaso es seguro. Y cómo lo afrontará cada persona es un misterio. Habrá quien lo oculte y calle; quien reniegue; quien proteste y quien lo acepte. Pero de mlagros, nada :no: .
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).

Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Mensajepor Joana » Mié, 02 02UTC Jun 02UTC 2004. 8:35 pm

Hola Andrea. Es verdad olvidaba a los hombres transexuales.

Has estado muy acertado cuando has definido el factor que hace que estas personas no se sienta del género al que parecen pertenecer. Es su sexualidad. Porque si pretenden ser mujeres socialmente, es su sexualidad la que las refuta y viceversa. Esto explica que muchas personas que viven como mujeres transexuales no quiera someterse a la operación de reasignación de género, porque saben que su sexualidad, que es masculina, no podría adaptarse a la operación. También explica la leyenda urbana que corre por los ambientes trans, que dice que las que se operan se vuelven loca. O confirma que muchas consideren la vaginoplastia como una castración, pues, eso es realmente para ellas, ya que su sexualidad es masculina.

Solo hay dos identidades de género, no hay identidades intermedias. Lo único que puede justificar una transición equivocada sería que la persona creyese verdaderamente que la necesitaba, ya que errar es de humanos. Pero la elección del sexo a la carta no es posible, nuestro sexo viene determinado antes del nacimiento. Otra cosa es que no concuerde cuerpo e identidad de género. Pero cualquier transición que no se base en este motivo está condenada al fracaso.

Besos

Joana

Avatar de Usuario
Olga_C
Avanzad@
Avanzad@
Mensajes: 161
Registrado: Mié, 11 11UTC Feb 11UTC 2004. 11:21 am

Re: ¿Existe el tercer sexo?

Mensajepor Olga_C » Mié, 02 02UTC Jun 02UTC 2004. 9:44 pm

andrea escribió:... es un debate interesante. Resulta bastante curioso comprobar que quienes dicen no definirse en un género, tienen nombres que sí son definidos, visten de un modo definido y su aspecto aparente está igualmente definido.

Aún así insisten en no definirse.


Teorías queer aparte, partiré de esta observación: una mujer utiliza unos complementos inequívocamente femeninos, a partir de los cuales elabora una imagen clásicamente femenina, elige un nombre como Donna (más femenino imposible, pues significa "mujer" en italiano), y sin embargo afirma pertenecer al tercer sexo, a un punto intermedio entre hombre y mujer, o una mezcla de los dos. Si el género es un constructo social, y esa persona afirma no ser mujer ¿por qué no ha elegido otro nombre más ambíguo, ni ha elaborado una imagen más mixta, etcétera? Nombres y combinaciones de elementos ambíguos existen...

Las respuestas a esta pregunta se han sugerido en los posts anteriores. Miedo a haberse equivocado en la transición... influencias de la teoria queer... Sólo añadiré una más. Algunas trans de la calle dicen "lo que nace redondo no puede morir cuadrado", refiriéndose a que una persona sin genitales fértiles, debe asumir su "deficiencia genital" como signo inequívoco de no ser ni una cosa ni otra. En el fondo, este planteamiento es de un determinismo absolutamente retrógada (presupone que una mujer estéril es menos mujer), pero antes que reconocerlo se inventa un alambicado sistema de tres, cuatro o infinitos géneros para disimularlo y así parecer "políticamente corresto". :rofl:

¿Los componentes del género son sociales? En parte sí, en parte no, ya lo han demostrado numerosas investigaciones científicas. ¿Y los del sexo, son estrictamente físicos y científicamente definibles? En parte sí, en parte dependen de la epistemología científica del momento. Así que voy a añadir una pregunta más, que pretende ser la "prueba del nueve": ¿alguien conoce a alguna persona intersexual que, teniendo componentes físicos de ambos sexos, se defina felizmente como "una mezcla de ambos sexos / géneros? Yo, no.

Introducir la intersexualidad en la cuestión del "tercer sexo" me parece algo necesario en este debate. Parece que aquí todo el mundo ha nacido genética y genitalmente macho o hembra, y que luego puede "elegir" un género o una combinación de ambos. No sé si el género se puede elegir, sobre todo si tenemos en cuenta que el sexo (los genitales y demás características sexualmente dimórficas) NO se elige. Si la naturaleza (no la sociedad) ha creado personas genital, genética y sexualmente ambíguas (muchas más que transexuales, por cierto), ¿por qué NINGUNA de ellas, no sólo no está nunca conforme con esa ambigüedad física, sino que NUNCA se le ha ocurrido pertenecer a un "tercer género"?

Dejo la pregunta en el aire, aunque ya sospecho algunas respuestas. :headphones:

Saludos.
Olga Baselga
Vicepresi FIG
Barcelona

Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Mensajepor Joana » Jue, 03 03UTC Jun 03UTC 2004. 8:19 am

Hola. Es aclarador introducir la intersexualidad en el debate sobre el tercer sexo, tal como hace Olga. Pues. la naturaleza crea personas con los genitales ambiguos, pero sus identidades de género no son nunca ambiguas. O son hombres o son mujeres, o el cerebro se ha masculinizado o ha permanecido femenino. No hay más.

Las personas que ha realizado una transición y se reclama pertenecienta a un tercer sexo no son totalmente sinceras. No lo son seguramente por verguenza y conveniencia.Hay muchas personas que han realizado una transición hombre a mujer solo por dinero y por sexo. No habló de quien pudo pensar que era mujer y se equivocó. Me refiero a hombres o adolescentes gay que, sabiendo que eran hombres y que hubiesen podido vivir como tales sin ningun problema, decidieron transexualizarse por los siguientes motivos:

A)Por el dinero que se ganaba en la prostitución transexual.

B)Por sexo, les gustaba practicar el sexo y aquí además le pagaban por ello.

LO que digo podrá escandalizar, pero es cierto. Existen gays que se han transexualizado por dinero y sexo, manteniendo su plena conciencia de que eran hombres. Yo he oido unas de estas confesiones en persona y me han contado de otras. A una amiga mía de Murcia, que estuvo trabajando en la calle en Albacete, le dijeron las travestis Ecuatorianas qu ellas eran hombres y que solo estaban allí por dinero y vicio y que caundo hubiese ganado lo suficiente volverían a su pais como hombres.

Yo he oido confesar a una trans de 50 años que ellas se iría a vivir a su tierra como gay y que se quitaría los pechos. Esta persona ya llevaba desde los 40 sin tratamiento hormonal de algún tipo.

Ante esto, se hace muy necesario, para proteger la imagen de los hombres y mujeres transexuales, separar a las verdaderas personas transexuales del resto de esta gente y transmitir el mensaje a la sociedad.

No estoy en contra de la prostitución y me parece bien que cada cual haga de su vida lo que quiera. Lo respeto, pero no quiero que se compare y se considere lo mismo a una mujer transexual que debe ejercer la prostitución porque está excluida, a causa de su identidad de género, de la sociedad, que a un gay que se traviste por gusto y por dinero, ejerciendo la prostitución por placer y dinero sin que nunca haya tenido el menor conflicto de identidad de género. Lo peor es que muchas veces estas personas son las que dan peor imagen de las mujeres transexuales y son las que peor se porta con la nuevas, que viene a trabajar a la calle buscando la esperanza de poder sobrevivir y realizar sus sueños.

No existe el tercer sexo, solo es un disfraz politicamente correcto para las personas que se averguenza de sus actos y no son capaces de afrontar las consecuencias.

Besos

Joana

Avatar de Usuario
lluisa_pr
Gran Maestr@
Gran Maestr@
Mensajes: 2172
Registrado: Mié, 12 12UTC May 12UTC 2004. 8:43 am

Otra opinion persona sobre el tercer género y su viabilidad

Mensajepor lluisa_pr » Jue, 03 03UTC Jun 03UTC 2004. 9:46 am

Hola,

Comencé escribiendo un comentario para indicar mi punto de vista
sobre un punto de vista sobre la dicotomía de género. I los
posibles errores en cambios de sexo.
Al final, me ha salido algo más parecido a un artículo o una
historieta corta de ciencia-ficción al entrar a tratar casos no
"habituales".
Se agradecerán los comentarios así como criticas (especialmente
las constructivas).

-
Atributos que normalmente se usan en la clasificación de las
personas:

1. Imagen
Para empezar cada vez es más habitual (especialmente en anuncios)
ver personas con aspecto andrógino o al menos no claramente
diferenciable (o simplemente clasificable).
De hecho es habitual que esta confusión sea mayor en los niños y
niñas. Muchos cambios son provocados por la larga exposición a las
hormonas del propio cuerpo.

2. Sexo cromosómico / cuerpo físico
Se conocen bastantes casos en que la dicotomía entre XX e XY para
los humanos no se cumple. Se conocen casos de personas con fenotipo
cromosómico XXY.
Así como otras posibilidades, por ejemplo casos de personas
cromosómicas correctas pero no cuentan con alguno de los órganos
del cuerpo (incluyendo los relacionados con la reproducción).

3. Género
En el diccionario tenemos:
a. Conjunto de cosas o seres que tienen caracteres comunes.
b. Naturaleza: categoría de clasificación...
c. Gramática: Accidente gramatical relativo al sexo de las personas
o al que se atribuyen a las cosas; se dividen en: masculino,
femenino, neutro, ambiguo y epiceno (misma grafía para ambos sexos).
d. Artes /literatura, pintura, etc.): categoría de clasificación...
Así pues sólo en gramática se especifica que tiene relación con el sexo
de las personas. Además se determinan más de dos.

3.1. Género i modelos
Para mí el género se compone de una mezcla entre lo que una persona
siente y lo que la sociedad interpreta de esta y sus actos. El hecho
de definir-se o ser definido de un género u otro depende del nivel
de concordancia a unos modelos establecidos.
En el caso del género personas en sociedades occidentales
(judaico-cristianas) tenemos dos "hombre" y "mujer".
Estos modelos, fijan unos atributos i valores a cumplir. Por ejemplo
de imagen, de comportamiento, etc. Los valores o atributos que pueden
variar en el tiempo (en la sociedad se requieren décadas o centurias).

3.1.1. Adopción del modelo
En el inicio se indicó que en la niñez humana, la imagen andrógina
es mayor. No es extraño clasificar erróneamente a una niña de pelo
corto, con ropa ancha y sin pendientes u otros accesorios.
Además el comportamiento de un niño/a puede no ser claro. Debe de
aprender, que es lo que le separa del modelo que se le atribuye.
En este aprendizaje se elimina la libertad de elección. La persona
sólo recibe las cosas buenas del modelo asignado, al que se le añaden
indicaciones de lo malo del otro modelo.
Así pues ante la pregunta:
- ¿Cómo te sientes?, o un ¿Qué crees "niño" o "niña"?
La respuesta a cualquiera de estas preguntas no estará ausenta de
prejuicios. Aún así esta pregunta no se realiza, casi temiendo que la
respuesta origine un problema familiar.
Con el tiempo la persona descubrirá que las diferencias que le han
enseñado no sólo se cumplen si no que sirven para fomentar la
separación/clasificación. En este tiempo también conocerán
subclassificaciones de las personas de su u otro grupo.

3.2. Puramente clasificación
El hecho de poder clasificar a las personas en grupos "disjuntos",
tiene muchas ventajas. Las generalizaciones (necesidades, capacidades,
e incluso gustos o comportamientos) nos permiten obviar a la persona.
Por su clasificación sabemos que es lo que quiere (o hay que darle).
La clasificación también tiene inconvenientes. Si es disjunto la
discriminación es factible. Sólo hay que intentar estar en el lado
contrario al que se discrimina.
La facilidad de clasificación puede ser útil en algunos casos, aunque
nunca hay que perder de vista que el modelo "hombre" o el modelo "mujer"
comparten otro modelo "persona (humana)" superior a ambos.
Del mismo modo el modelo "hombre" se puede dividir en otros
submodelos. Cosa que nos facilita trabajar con grupos menores.
Es la especialización en términos sociológicos.

La clasificación "hombre"/"mujer" no es única dado que si usamos
atributos distintos para clasificar "personas" seleccionamos tanto
"hombres" como "mujeres".
Por ejemplo personas con estudios universitarios, transexuales,
personas nacidas en minutos pares o impares.
Así pues la clasificación según los modelos "hombre" o "mujer"
no es mejor a cualquier otra.

3.3. Ajuste a modelos
En ciencia (i tecnología) se acostumbra a abusar de modelos. En este
caso es para asegurar que se puede repetir el experimento.
En las sociedades los modelos sirven para simplificar el trato con
las otras personas. Pero las personas nunca se ajustan al 90 o 100 por
100 a los modelos. A veces los "desajustes" son mínimos (75-90 por 100)
otras veces son mayores (60-75 por 100).
Estas "imperfecciones" de la clasificación conllevan la necesidad
de relacionar-se más con la otra persona antes de poder "clasificarla"
adecuadamente.

3.4. Dicotomía o disyunción de conjuntos
Normalmente el sexo cromosómico sirve de base para la clasificación
en los dos modelos. Este pero no es siempre dicotómico.
También hay que tener en cuenta los aspectos psíquicos, encargados
tanto de lo que siente la persona como de su comportamiento frente
a los demás (a la sociedad).

3.4.1. La transexualidad
Esta podría entender-se como "algo" que impide que una persona sea
"clasificada" correctamente del género que su sexo cromosómico (u
otro determinante marque). A la vez que es posible la clasificación
en el género contrario.

Normalmente ocurre que la persona internamente sabe (se siente,
etc.) como persona del modelo contrario al que se le ha asignado
por su físico. Si además su comportamiento corresponde al modelo
contrario al asignado queda claro que es transexual.

En este caso el modificar el físico (u otros determinantes) que
inducen al error ayudan a la persona transexual. También la
sociedad debería aceptar que con estos cambios, la inexactitud
de los modelos se ve corregida, además de tener una excusa
perfecta el error estaba en la persona no en los modelos.

+ En este punto és importante asegurar que la persona que demanda
un cambio de sexo tenga claro que:
0. Tener claro que no es temporal ni que podrás volver a trás.
1. No corregirá otros problemas de su vida.
Aunque seria de esperar a que te ayudara a que los afrontes,
con mayor ilusión.
2. El período de prueba es necesario para afrontar la realidad:
Salir de los sueños
+ Los sueños ayudan a sobrevivir, pero nunca a vivir. Pueden
servir para mantener fuerte la esperanza però no puede
sustituir a las acciones.
No es un juego
+ Con la reasignación el "juego" o emoción de una persona
travestido/a de pasar por otra persona ya no existirá.
+ En tu interior te debes sentir como persona del modelo
contrario. En todos los aspectos de tu vida, en todas tus
actividades.
No será para un momento en que la alienación o transformación
te permitirán sentir-te diferente. Has de sentirte como
siempre, como eres.
Travestirse no es malo (excepto para la moral de la sociedad
occidental con raíces judaico-cristianas). Sólo hay que tener
claro quien eres i por que lo haces.
3. La decisión de cumplir con los modelos sociales ha de ser menos
importante que lo que uno/a siente sobre si mismo/a.
El egoísmo en su justa medida no es malo, piensa que eres tú
quien deberá vivir el resto de su vida con sus resultados.
4. No hay que cumplir los modelos sociales al 100 por 100. Hay
personas no transexuales (se sienten i son clasificados
adecuadamente) aunque su físico no cumpla todos los requisitos.
* No se deja de ser "hombre" o "mujer" por no tener gónadas
(testículos, ovarios), agujeros, bultos, pelo, etc. .
5. Siempre que puedas consulta a personas que hayan pasado por lo
mismo antes (a personas o sus textos). Ya sea con final feliz
como finales menos agradables (evitar errores, volver a la
realidad).


Es posible una transexualidad sólo psíquica, por ejemplo una persona
con fenotipo cromosómico XXY i que se sienta y actué dentro del
modelo de "hombre". Esta persona puede requerir la reasignación
sexual para "sacar" de su cuerpo aquello que no le es "propio".



3.4.2. Neutro o ambivalente
Hay más de dos opciones cuanto clasificas a las personas según dos
modelos.
a. Ambivalente: la persona puede cumplir en ambos modelos a la vez.
Posiblemente sin cumplir el 100 por 100 de cada modelo.
b. Neutro: este caso es difícil, porque los modelos de
clasificación cubren los atributos sociales i físicos básicos
de las personas, y alguno que otro se debe cumplir.

Los casos neutros o ambivalentes son un problema para la sociedad.
Estos rompen una de las reglas de clasificación más simples y usadas.
Cosa que explica por que la reasignación en intersexuales normalmente
no sólo no se evita si no que se aconseja.
+ Me solidarizo con todos aquellos que luchan para que nunca
se reasigne sexualmente al nacer.
Para el bien común los intersexuales se deben corregir antes de que
los modelos "hombre" o "mujer" se demuestren inexactos. Su físico
incumple (o cumple) los dos modelos rompiendo la dicotomía o disyunción
de la clasificación.


Pero que pasa cuando la ambivalencia es más de la psique que no del
cuerpo. Teóricamente es posible, dado que la naturaleza no se limita
estos casos de deberían de dar. Aunque la prevalecía de estos debería
ser lo suficientemente baja para que lo que viene a continuación ser
"ciencia-ficción".

Por ejemplo una persona con fenotipo cromosómico XY, que interiormente
se siente de ambos o de ninguno. (He escogido un XY por que respecto a
la imagen en ciertos aspectos le es mas difícil incumplir el modelo
"mujer").

+ Este estadio mental no es imposible, se conoce que muchas personas
transexuales pasan por etapas de negación/aceptación que incluyen
pensamientos similares.
por ejemplo en una persona transexual "hombre-a-mujer":
- Ambivalencia: puede pensar que no llegará nunca a ser "mujer"
pero que podría llegar a algo intermedio. Cuerpo de "hombre"
i mente de "mujer" hasta algo más intermedio)
- Neutro: la persona sabe que no es hombre pero la sociedad le
dice que no es mujer. Así pues temporalmente puede renegar
de ambos modelos.
En ambos casos si la persona es realmente es transexual éste estado
será pasajero (más o menos largo). Tan pronto cómo pueda emergerá
su naturaleza interna que en el ejemplo es el que la sociedad asigna
al modelo "mujer".

La neutralidad seria bastante difícil de ocurrir. Lo más creíble
sea que provenga (eliminado los casos de la nota anterior) de una
negación de la negación de la ambivalencia.
Por mucho que se quiera cuesta mucho vivir intentando no ser
clasificado no sólo por ti sino por los demás (familia, sociedad,
etc.). Aún así se debe mencionar cómo viable.

La ambivalencia pero, es más creíble. Además esta puede ser bastante
problemática.
La persona puede vivir como persona del modelo asignado socialmente.
En cierta manera se acostumbra a limitar sus posibilidades, con suerte
dejará de (preocuparse por) sentir-se diferente y actuará de la manera
que la sociedad le reconoce. Solucionando cualquier problema.
Otra posibilidad es que la persona sepa o tenga claro cómo es y lo
que siente. Puede llegar a decidir a no perder su persona(-lidad). Lo
puede hacer en privado, o en público. En el segundo caso pueden aparecer
problemas debidos a su "extraña" conducta.

Tanto la neutralidad como la ambivalencia se escapan de lo que
habitualmente se entiende como transexualidad.
Seria de esperar que estas personas sean altamente inestables.
Internamente todo son conflictos. Su mente esta intentando comprender
por que los demás tienen esa manía de clasificar a la gente por
modelos. Además sólo reconocen dos modelos, se es "hombre" o "mujer".
En cambio tienen claro que persona es la única clasificación
posible. Puede interpretar que los demás se dejan limitar i que
por tanto pensar que ellos también deberían limitarse.

Además las soluciones "habituales" no funcionan
+ Psicológicamente: a parte de inestables, son fáciles de
tratar, no hay manera de "encerrarlos" en un modelo.
Además,
- ¿Quién puede defender la dicotomía de las personas en
"hombre" y "mujer"?.
- ¿No hay políticas de igualdad entre estos?,
- ¿No son ambos modelos, submodelos de "persona"?
en definitiva,
- ¿Dónde y porqué se necesita diferenciar las personas?,
i, ¿a eso no se le llama discriminación?
+ No hay solución quirúrgica. No parece razonable el "añadir".
(por analogía en la neutralidad se podría requerir "quitar"?)
+ La toma de hormonas puede desestabilizar a la persona. Incluso
las hormonas naturales provenientes del propio cuerpo.
+ La sociedad seria incapaz de aceptar algo que no sólo rompe
los modelos "hombre" o "mujer". Además si son ambivalentes
encaben en un rol, porque éste no puede ser el que el físico
indica y éstas personas comportarse adecuadamente.

Para acabar una reflexión: ¿Se podrían considerar transexuales estas
personas?. Ellos no cambian para mejorar su situación. Cambian para
que la sociedad pueda continuar aguantando sus modelos.


4. Orientación sexual
No se indicará nada en este apartado aunque si se añade para dejar
claro que es independiente a los apartados anteriormente expuestos.

.
-

lluisa_pr

.

Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3886
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Mensajepor andrea » Jue, 03 03UTC Jun 03UTC 2004. 1:22 pm

Uffff Lluisa, ¡buen estreno en el Foro! :mf_type:

Y como has pedido que lo comentemos, ahí va un primer avance:

Yo soy más partidaria de establecer 6 tipos de diferenciaciones sexo-género, en línea con los criterios que publicó María Dolores Toldrá, que recogen criterios multidisciplinares, aportando bastante coherencia.

Las cuatro primeras son diferenciaciones biológicas y orgánicas, y las dos últimas son psico-sociales:

1.- Sexo cromosómico o genético. Es el que tiene que ver con los cromosomas sexuales de la persona.

2.- Sexo cromatínico o nuclear. Se refiere al material remanente de dos cromosomas X que están presentes en el sexo femenino, y uno sólo en el masculino.

3.- Sexo gonadal. Corresponde a la presencia de gónadas en la persona (ovarios o testículos).

4.- Sexo morfológico. Significa la existencia o ausencia de órganos genitales externos y características extragenitales que diferencian ambos sexos.

5.- Rol sexual o sexo social. Corresponde al encasillamiento que hacen las demás personas sobre la pertenencia de una persona a determinado sexo.

6.- Sexo psicológico o Identidad sexual. Es el sentimiento interno de cada persona de formar parte de uno u otro sexo.

Con respecto a este último, opino, en coincidencia con Peral Fernández, que "Alude sólo al sentimiento de pertenencia a uno u otro sexo orgánico, excluída por tanto cualquier consideración ateniente a la orientación sexual; es decir, a la práctica homo o heterosexual de la persona en cuestión".

Si nos fijamos en estas seis divisiones, no es difícil precisar las diferencias entre una persona intersexual, transgénero, transexual o un travestista; hasta Jamie Lee Curtis sería definible con arreglo a estas seis diferenciaciones (ella tendría todas femeninas salvo la 3).

Pero estas diferenciaciones no bastan en sí mismas, si no existe una aceptación del sujeto hacia su clasificación. En psiquiatría/psicología no se suelen utilizar los términos de egosintonía o egodistonía en relación con la transexualidad, sino que parecen exclusivos de los estudios sobre homosexualidad. Es lógico, si nos atenemos a lo que dice el CIE 10 (Clasificación de trastornos mentales dela OMS), el Transexualismo (F 64.0) "Consiste en el deseo de vivir y ser aceptado como un miembro del sexo opuesto, que suele acompañarse por sentimientos de malestar o desacuerdo con el sexo anatómico propio y de deseos de someterse a tratamiento quirúrgico u hormonal para hacer que el propio cuerpo concuerde lo más posible con el sexo preferido."; por ello no cabe suponer que exista una egodistonía con ese sentimiento de rechazo.

Pero en realidad no es así, y ésta es una de las claves menos consideradas por los profesionales, y la que, en mi opinión, tiene una mayor influencia en la posible transexualidad de cada persona y en el éxito o fracaso del proceso de transición e incluso de reasignación.

Pensemos en ello; ¿hasta que punto aceptamos como propio el sexo que denote cada una de esas 6 clasificaciones? La respuesta inmediata parecería que es afirmativa en cada caso, pero estoy segura de que un buen número de supuestos transexuales, no mantendrían la sintonía en los seis casos.

El punto 5, el sexo social, es crítico en estas circunstancias. Conozco casos de personas que interrumpieron su transición al no poder sintonizar con cómo le percibían los demás. Y en esos casos, acertaron al interrumpirla. Es obvio que al inicio de la transición, es cuando esta diferenciación es menos favorable; una persona transexual no le dará demasiada importancia, ya que su verdadero objetivo es a más largo plazo, y además le da la fuerza necesaria para vencer las dificultades, ya que es algo irresistible. Por el contrario, quien no es transexual se derrumbará fácilmente al encontrarse con esa dificultad, que será la que se convierta en irresistible. Claro que también puede suceder que reaccione aislándose de ello, enfrentándose a la opinión de los demás, e incluso mostrando agresividad en ese proceso; es decir de modo egodistónico.

En este último caso no podemos hablar de transexualidad; es una peculiaridad de muchos supuestos transexuales que en realidad no lo son. Frecuente entre quienes tienden a aislarse de la sociedad recluyéndose en ghetos, viviendo de la prostitución, y mostrando comportamientos inequívocos del Travestismo no fetichista (F 64.1) que "Consiste en llevar ropas del sexo opuesto durante una parte de la propia existencia a fin de disfrutar de la experiencia transitoria de pertenecer al sexo opuesto, pero sin ningún deseo de llevar a cabo un cambio de sexo permanente y menos aún de ser sometido a una intervención quirúrgica para ello. Debe ser distinguido del transvestismo fetichista, en el que hay una excitación sexual acompañando a estas experiencias de cambio de vestido."

Y seguiré en otro momento, he leído esto en mala hora, y tengo que dejar de escribir, aunque me encantaría seguir haciéndolo.

Claro que mentras tanto, el debete debería seguir. Vale la pena.
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).

Avatar de Usuario
Rubén_Noé
Maestr@
Maestr@
Mensajes: 910
Registrado: Vie, 26 26UTC Mar 26UTC 2004. 6:22 pm

Mensajepor Rubén_Noé » Jue, 03 03UTC Jun 03UTC 2004. 4:23 pm

uffffffffffffffff tra pegarme la jatá de leer prometo repuesta pero para no enfadar a Andrea no la hare en word asi que me llebar un par de dias su correccion pero os la daré
Es precioso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo.
Imagen

Avatar de Usuario
gina
Gran Maestr@
Gran Maestr@
Mensajes: 1993
Registrado: Mié, 21 21UTC Ene 21UTC 2004. 4:31 pm

Mensajepor gina » Vie, 04 04UTC Jun 04UTC 2004. 3:35 am

Hola,para mi hay dos cosas muy simples en la vida:el que recibe y el que
transmite,es decir, por ejemplo en un pueblo la gente se conoce por los motes. Antiguamente, te podías identificar con una familia explicando toda la historia de esa familia,el que te escuchaba a lo mejor podía identificarte como quedar vacio. Solo con el mote esa persona sabía de donde eras. Otro ejemplo puede ser una escuela de niños y niñas de 5 años, desfilamos ante ellos transexuales, mujeres, hombres y travestis. Estos niños solo ven en sus ojos Hombres y mujeres y como mucho personas disfrazadas, y para mi esos niños son la verdad de la vida, a esa edad no conocen la mentira, no saben nada de la vida, pero comprenden que hay hombres y mujeres, papas y mamas, hermanos y hermanas. Es decir, diferencian lo masculino y lo femenino y solo por la caracteristicas que ve en la persona humanas y sociales. La naturaleza es muy simple y fuera de complicaciones.
:idea: :Lighten: :mf_crackegg:

besos Gina.

Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Mensajepor Joana » Vie, 04 04UTC Jun 04UTC 2004. 7:46 am

Hola. La identidad sexual es el sentimiento de pertenencia a un sexo. Puede coincidir con el sexo que nos fue asignando en el momento del nacimiento o no. En el 2º caso nos encontramos ante el fenómeno de la transexualidad.

Las personas transexuales, obligadas a vivir en el género equivocado, no se sentirán felices, aunque haya mucha libertad a la hora de expresar el género, cosa que ocurre ahora. Se sentirán frustradas porque pertenecen al género contrario. Si fueron asignadas al sexo masculino, no se sentirán más felices porque pudieran expresarse como metrosexuales o gays. Una cosa es la gran variedad de formas de expresar un género y otra es que no pertenezcas a este género en concreto. No podrás ser feliz, aunque a los hombres se les permita llevar faldas y un discreto maquillaje.

Como bien ha dicho Andrea, el sexo social es crítico para poder determinar o no la transexualidad de una persona. Es el momento es que más se te nota que eres transexual, donde las burlas de los niñatos son más crueles y la mirada del resto de la gente denota sorpresa y un punto de desprecio. Una persona que no sea transexual dificilmente podrá soportar esa prueba y volverá atrás. Al menos que renuncie a a su sexo social y siga haciendo el proceso de reasignación de género, viviendo en el género contrario. Pero eso solo sería engañarse a si mismo y más tarde o más temprano esta persona se daría cuenta de su terrible error. Otra prueba que demuestra la sinceridad de los sentimiento es llevar el tratamiento hormonal de forma correcta. Es una prueba que solo sirve para mujeres transexuales y es que será muy dificil que una falsa mujer transexual renuncie a su líbido, potencia sexual y sexualidad masculina. Cosas todas ellas que son efecto de un tratamiento hormonal correctamente llevado. Podremos sospechar de aquella pretendida mujer transexual que se niega a tomar antiandrógenos, ya que disminuye su deseo sexual o que deja el tratamiento hormonal porque le da depresión y sustituye hormonas por silícona. También son de sospechar aquellas personas transexuales que lo primero que hacen es operarse o lo hacen después de un cortisimo periodo de tratamiento hormonal. Esta conducta es propia de personas que se consideran mujeres transexuales, pero tiene una evidente sexualidad masculina, que quedaría anulada por un correcto tratamiento hormonal. Esta conducta es propia de hombres con travestismo fetichista. Los cuales consideran que la operación de reasignación de género les convertirá definitivamente en mujeres.

No creo en la existencia de personas ambivalentes, que no se definan ni como hombres ni como mujeres. Creo en la amplia expresión del género que iría, por ejemplo, desde la mujer má estereotipadamente femenina hasta la lesbiana mas varonil que se puedan imaginar. Pero ellas dos saben, que pese a sus diferencias, son mujeres. Cuando no encontramos con personas que no se define como hombres ni mujeres, cabe preguntarse que ha pasado. Ya que la identidad sexual es uno de los sentimientos más básicos y profundo de la persona. Cosa que queda demostrada por la lucha feroz de las personas transexuales para que se le reconozca su verdadera identidad de género.

Besos

Joana

Kim_Perez
Iniciad@
Iniciad@
Mensajes: 36
Registrado: Sab, 03 03UTC Abr 03UTC 2004. 10:22 am

Mensajepor Kim_Perez » Dom, 06 06UTC Jun 06UTC 2004. 8:33 am

Dada la variedad real de la experiencia trans (digo bien el prefijo trans, quitándole todo lexema), hemos de tener en cuenta que no se pueden generalizar las experiencias de cada cual. Hay personas que se definen como hombres o mujeres y es legítimo que lo hagan y personas que nos definimos como intermedias y que tenemos derecho también a pedir la comprensión de todos.

Preciso que nuestra experiencia no supone un desafío ni una negación de las que son distintas; no es ningún ataque, incluso sinceramente puedo decir que las envidio o mejor las añoro; pero la nuestra es una experiencia más, legítima en cuanto que es real y que requiere, como todas, total sinceridad.

En cuanto a la defensa exterior, la defensa en el conjunto de la sociedad, es evidente que las personas que se definen como hombres o mujeres necesitan defender justo esa realidad; y nosotras necesitamos defender tambén la nuestra.

Puede ser complicado para la sociedad entender estos matices, pero forman parte de la realidad y la realidad nunca ha sido fácil de entender.

Insisto en que en mi experiencia personal (cuya validez universal no pretendo) me he desequilibrado o me desequilibro en cuanto intento entenderme como hombre o como mujer, definidamente: hay lienzos enteros de mi carácter y de mi historia que no entran en una u otra de esas definiciones. En cambio, me sosiego, me equilibro en cuanto recuerdo cuántas veces me he considerado un ser ambiguo o intermedio.

Es una situación anímica similar a la de algunos intersexuales, que actualmente, cuando se empieza a tomar conciencia de la intersexualidad, reivindican el derecho a seguir siendo intersexuales, no hombres ni mujeres.

Este planteamiento puede ser difícil de comprender para quien no sienta así; pero para quienes estamos en estos casos resulta evidente.

¿Hay muchas maneras de vivir esta ambigüedad? Sin duda; todo lo ambiguo es multiforme, gradual, incluyendo a quien no necesita operarse y a quien neceita operarse; pero en nuestro caso, esto no es para ser hombre o mujer, sino como manera de expresar los propios sentimientos respecto a ese punto.

Contaré, sobre este particular. que de hecho yo necesitaba una emasculación, pero no una vagina; me hubiera conformado con un agujerito para hacer pis; pero no se lo pedí al cirujano para que no me cuestionara mi voluntad.

Porque todo esto, desconociéndolo desde dentro, se puede patologizar o devaluar; pero puedo decir dos cosas:

1. Mi ambigüedad está probablemente biológica (cerebralmente) inducida, y justo en términos de ambigüedad, por lo que sé de mi biografía prenatal.

2. Hecha la transición social, endocrinológica y quirúrgica, me siento de hecho mejor que antes y en particular, mucho más equilibrada, como corresponde a una adecuación con esa ambigüedad cerebral, por lo que aparentemente no hay nada patológico ni equivocado en mi proceso.

Tengo que defenderlo, como podéis comprender.


Kim

Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3886
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Mensajepor andrea » Dom, 06 06UTC Jun 06UTC 2004. 12:16 pm

Kim_Perez escribió:Dada la variedad real de la experiencia trans (digo bien el prefijo trans, quitándole todo lexema), hemos de tener en cuenta que no se pueden generalizar las experiencias de cada cual. Hay personas que se definen como hombres o mujeres y es legítimo que lo hagan y personas que nos definimos como intermedias y que tenemos derecho también a pedir la comprensión de todos.

En eso estoy completamente de acuerdo. Por muy guapo que sea un atún, jamás será bonito; y por muy poca estatura que tenga un tenor, no debe confundírsele con un bajo.

Kim_Perez escribió:Preciso que nuestra experiencia no supone un desafío ni una negación de las que son distintas; no es ningún ataque, incluso sinceramente puedo decir que las envidio o mejor las añoro; pero la nuestra es una experiencia más, legítima en cuanto que es real y que requiere, como todas, total sinceridad.

Opino lo mismo, no hay nada que negar. Pero hay que tener muy claro que "no es lo mismo aquello que es diferente".

Kim_Perez escribió:En cuanto a la defensa exterior, la defensa en el conjunto de la sociedad, es evidente que las personas que se definen como hombres o mujeres necesitan defender justo esa realidad; y nosotras necesitamos defender tambén la nuestra.

Supongo que cuando dices "nosotras", te refieres a quienes no queréis definiros como hombres o mujeres, ni tampoco como hombres o mujeres transexuales (como adjetivo), sino como "trans*****" (como sustantivo).

Kim_Perez escribió:Puede ser complicado para la sociedad entender estos matices, pero forman parte de la realidad y la realidad nunca ha sido fácil de entender.

No debería ser difícil si se explicase. La sociedad no es tan corta como para no comprender las cosas; el problema está en que hay quien se empeña en mezclar los conceptos. Cualquiera puede entender lo que es una persona transexual si se le explica adecuadamente, pero si aparece quien se define como tal, pero estableciendo diferencias (por ejemplo defendiendo la no-reasignación a ultranza), la comprensión empieza a ser más difícil. Si además hay quien se empeña en mezclar a transexuales con gays y lesbianas, no es de extrañar que la sociedad se confunda y llame transformista o travesti a quien es una mujer transexual, o piense que los hombres transexuales son lesbianas extremas.

Kim_Perez escribió:Insisto en que en mi experiencia personal (cuya validez universal no pretendo) me he desequilibrado o me desequilibro en cuanto intento entenderme como hombre o como mujer, definidamente: hay lienzos enteros de mi carácter y de mi historia que no entran en una u otra de esas definiciones. En cambio, me sosiego, me equilibro en cuanto recuerdo cuántas veces me he considerado un ser ambiguo o intermedio.

A mí me sucede precisamente lo contrario, considerarme un ser ambiguo o intermedio me produce una profunda insatisfacción (aunque no me desequilibro por ello, eso sí).

Kim_Perez escribió:Es una situación anímica similar a la de algunos intersexuales, que actualmente, cuando se empieza a tomar conciencia de la intersexualidad, reivindican el derecho a seguir siendo intersexuales, no hombres ni mujeres.
Eso no es cierto. Los intersexuales que reivindican su derecho a seguir siéndolo, y no ser ni hombres ni mujeres, son una exigua y anecdótica minoría. En uno de cada 100 nacimientos se aprecian diferencias físicas con el estandar masculino o femenino; en 1 de cada 750 se realiza cirugía para "normalizar" la apariencia genital; 1 de cada 770 nace con una hipospadia en el glande y 1 de cada 2.000 en el perineo; 1 de cada 1.000 nace con el Síndrome de Klinefelter (cromosomas XXY), y 1 de cada 1.666 con cromosomas que no son ni XX ni XY; 1 de cada 13.000 nace con Síndrome de Insensibilidad Androgénica y otro tanto con Hiperplasia Adrenal Congénita; 1 de cada 83.000 con ovotestes y 1 de cada 150.000 con Disgénesis Gonadal Completa.

Y ahora me pregunto; ¿donde están esos millones de personas intersexuales que reclaman el derecho a seguir siéndolo? Teniendo en cuenta la elevada prevalencia de la intersexualidad, lo poco que se manifiesta es la mejor demostración de que lo que en realidad quieren es ser hombres o mujeres, y no seres indefinidos. Si esa aspiración fuese generalizada en un población de varios millones, ya se habría escuchado con bastante claridad.

Kim_Perez escribió:Este planteamiento puede ser difícil de comprender para quien no sienta así; pero para quienes estamos en estos casos resulta evidente.

Una vez más reitero que no es difícil entender las posturas que se explican y que se diferencian de otras que son distintas. Desde luego, si usas casco, vistes de azul, viajas en un camión rojo y apagas incendios, será difícil que te comprendan si intentas explicar que no eres un bombero. Si cambias el tocado, o el color del uniforme, o el medio de locomoción, o la actividad, entonces será mucho más sencillo de entender.

Kim_Perez escribió:¿Hay muchas maneras de vivir esta ambigüedad? Sin duda; todo lo ambiguo es multiforme, gradual, incluyendo a quien no necesita operarse y a quien neceita operarse; pero en nuestro caso, esto no es para ser hombre o mujer, sino como manera de expresar los propios sentimientos respecto a ese punto.

Esa definición es confusa y supongo que no querrás generalizarla. Personalmente no coincido con el término "ambigüedad", no me considero así; los transformistas lo son, pero los hombres y mujeres transexuales no (y a quien se considere ambiguo no le corresponde el adjetivo "transexual").

Quien se opera para ser hombre o mujer, es porque no lo era; quien lo hace como forma de expresión está radicalizando lo simple. Las personas transexuales llegan a la reasignación como parte de un proceso natural sin más complicaciones. Es exactamente igual que ponerse gafas; si la naturaleza no te ha dotado de una vista perfecta, lo corriges de ese modo; en nuestro caso, la reasignación son las gafas.

Kim_Perez escribió:Contaré, sobre este particular. que de hecho yo necesitaba una emasculación, pero no una vagina; me hubiera conformado con un agujerito para hacer pis; pero no se lo pedí al cirujano para que no me cuestionara mi voluntad.

¿Ves como somos diferentes y no se nos puede meter en el mismo saco? Yo quiero que mi anatomía sea la que mi género tiene; por tanto quiero una vagina, pues no conozco a muchas mujeres que tengan sólo un agujerito.

Kim_Perez escribió:Porque todo esto, desconociéndolo desde dentro, se puede patologizar o devaluar; pero puedo decir dos cosas:

No se trata de patologizar ni de devaluar, pero sí de diferenciar.

Kim_Perez escribió:1. Mi ambigüedad está probablemente biológica (cerebralmente) inducida, y justo en términos de ambigüedad, por lo que sé de mi biografía prenatal.
Desconozco cómo se induce una ambigüedad por procedimientos biológicos en la etapa prenatal, pero estoy deseando saberlo (soy una ávida "aprendedora").

Kim_Perez escribió:2. Hecha la transición social, endocrinológica y quirúrgica, me siento de hecho mejor que antes y en particular, mucho más equilibrada, como corresponde a una adecuación con esa ambigüedad cerebral, por lo que aparentemente no hay nada patológico ni equivocado en mi proceso.

Puede que lo haya, o puede que no; en cualquier caso, no basta con esa afirmación. Dices que has hecho la transición social, endocrinológica y quirúrgica; entendiendo que la transición es el paso de un género a otro en esas tres facetas. Luego tu fisiología, tu bioquímica y tu identidad social son femeninas; pero sigues manteniendo que existe una ambigüedad cerebral; luego tu identidad de género no es femenina.

No voy a decir que en ese caso, la reasignación sea un error, pero desde luego no se produce por los mismos motivos que llevan a ello a las personas transexuales.

Explicando ese caso desde la perspectiva de la egodistonía o egosintonía que aventuré en mi post anterior, tú tenías una egodistonía con tu sexo morfológico anterior y la corregiste (como las personas transexuales), pero puede que la mantengas en el psicológico (identidad de género), o quizás sea en el social (o en ambos), y eso no sucede entre las personas transexuales, en quienes desaparece la egodistonía en los sexos social y psicológico.

Y esa es para mí la clave; aquellos aspectos (de los tres que se pueden modificar, ya que ni cromosomas, nicromatina, ni gónadas son modificables) en los que el sujeto se hace egosintónico son aquellos que había que corregir; pero aquellos que no sufren variación y mantienen la distonía, denotan que algo no debió cambiar, o que precisaban un tratamiento diferente al que es adecuado para las personas transexuales.

Kim_Perez escribió:Tengo que defenderlo, como podéis comprender.
Lo comprendo, todas las posturas deben defenderse, para poder clarificar conceptos. Es en un debate abierto donde se establecen puntos de vista opuestos que, generalmente, arrojan luz sobre los temas que se debaten. Al contrario de lo que Angela escribió, no pretendo atacarte ni desvirtuar tu posición. Me consta, porque lo hemos hablado por teléfono, que tú sabes bien que busco el debate como herramienta clarificadora para aprender y para que otr@s aprendan de ello.

Así llegará el día en que la sociedad no tenga dudas. :cool:
Última edición por andrea el Lun, 07 07UTC Jun 07UTC 2004. 2:03 pm, editado 1 vez en total.
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).

Joana
Expert@
Expert@
Mensajes: 415
Registrado: Mié, 07 07UTC Ene 07UTC 2004. 9:32 am

Mensajepor Joana » Dom, 06 06UTC Jun 06UTC 2004. 4:37 pm

Hola Kim. Nada hay vergonzoso en equivocarse. Aunque pueda parecerlo en una socieda que idolatra el éxito He oido caso de transiciones equivocadas y en este caso hay que aceptar las consecuencias y corregirlas en la medida de lo posible.

Sobre si existen personas con una identidad andrógina, no sé que decirte. Tu mismas lo has dicho y debo creerte. Dices que no eres hombre ni mujer. Es un caso poco frecuente, si tenemos en cuenta que la identidad de género se establece durante la concepción. ¿Como es posible que se cree una identidad de género intermedia?. Hay personas que nacen con genitales ambiguos. pero con identidades de género ambiguas es algo que parece más improbable.

Personalmente creo que una persona con una identidad de género andrógina no debería someterse a ningún proceso de reasignación de género. No debería hormonorse, ni siquiera someterse a una orquidectomía. Si realmente esta persona no se define como perteneciente a ningún sexo. Le ha de dar igual tener el cuerpo de uno o otro. Por lo que lo más prudente es no hacer ningún cambio físico. En lugar de eso puede hacer cambios en su forma de vestir, maquillarse o no o vivir un tiempo como más hombre o más mujer, según sienta. Pero nunca comenzar un proceso de reasignación de genero, que lo va a definir en un género determinado, a costa de un gran peso personal y social.

Tu misma dices que solo querias hacerte la orquidectomía. Pero fuistes demasiado tímida para decirselo al cirujano. No coviene callarse por verguenzas en temas de tanta transcendencia. No pretendo criticarte Kim, pero el proceso de reasignación de género es muy duro y según lo que me dices tal vez en tu caso no fue necesario. No considero que te equivocaras, ya que me dices estar contenta con el resultado. Pero realmente quien te conozca no pensaría que eres una persona ambigua, pensaría que eres una mujer. ¿Donde está la ambiguedad cuando se ha completado un proceso de reasignación de género?.

Besos

Joana

Avatar de Usuario
Ivan
Expert@
Expert@
Mensajes: 220
Registrado: Dom, 15 15UTC Feb 15UTC 2004. 11:08 pm

Mensajepor Ivan » Lun, 07 07UTC Jun 07UTC 2004. 9:37 am

Dentro de la tehoria, donde se define el sexo como un continuo entre hombre....mujer, donde estos extremos son un ideal inalcanzable al 100%, la denominación o busqueda de un tercer sexo, un cuarto, una quinto...no tiene sentido. En principio, por otro lado, significaria, que todo ser humano es intersexual, por tanto, en un grado mayor o menor, de acercamiento o alejamiento del ideal hombre o del ideal mujer.
En esta tehoria encajamos perfectamente todos los seres humanos sin excepción, tanto si miramos la identidad sexual, como las caracteristicas biologicas sean "naturales" o inducidas por terapia (hormonal o/y quirurgica). Tambien si añadimos las distintas orientaciones sexuales, que existen.
Por otro lado si toda la sociedad aceptase este modo de definición del sexo, ya no seria tan "trascendente" la clasificación de cada indivduo...
¿Cuanto porciento de mujer y de hombre eres? Pues mira...yo un 75% de hombre y un 25% de mujer... ¡Ha! encantado de conocerte...
Normalmente lo mas sencillo suele ser lo mas acertado.....¿Quien dijo eso?
¿Que opinais?

Avatar de Usuario
andrea
Administradora
Administradora
Mensajes: 3886
Registrado: Vie, 07 07UTC Nov 07UTC 2003. 4:05 pm

Mensajepor andrea » Lun, 07 07UTC Jun 07UTC 2004. 11:09 am

Naturalmente el género es un contínuo (no el sexo), y a través suyo se pueden entender y definir todas las identidades de género (lo de orientación sexual no tiene nada que ver con ésto). Pero eso no quiere decir que todos seamos intersexuales, ni siquiera un poquito.

Una persona intersexual sería aquella en la que estuviesen presentes ambos géneros en cualquiera de las cuatro primeras diferenciaciones que mencioné, en más de una, o en todas (antes de ninguna intervención, pues un intersexual artificial, en realidad no lo es):

1.- Sexo cromosómico o genético.
2.- Sexo cromatínico o nuclear.
3.- Sexo gonadal.
4.- Sexo morfológico.

Por otra parte, transexual es aquella persona en la que no coinciden el género de la quinta y/o sexta diferenciación con las cuatro primeras:

5.- Rol sexual o sexo social.
6.- Sexo psicológico o identidad sexual.

Para complicarlo aún más, y dada la elevada prevalencia de algunas de las singularidades definibles como intersexualidad (a las que me referí en mi anterior respuesta), también puede haber personas que sean transexuales e intersexuales (porque una de las cuatro primeras diferenciaciones sea de género distinto a las otras tres).

Una vuelta más de rosca nos llevaría a una persona que tenga dos de las cuatro primeras de un género y las otras dos del contrario, y en cuanto a las dos últimas, tenga una de cada género; en ese caso nos encontraríamos ante un intersexual-transexual puro.

Claro que todo eso no bastaría para definir por completo el género y la posible transexualidad de la persona, si no atendemos a la egodistonía o egosintonía con esas cuatro diferenciaciones, antes y después de cada etapa del proceso; test de la vida real, terapia hormonal, intervenciones pro-género (las que acercan la apariencia al nuevo género) e intervenciones anti-género (las que eliminan restos del género anterior).

Con todo esto, se puede clarificar la situación (basta con ello, no es necesario nada más), pero sin uno solo de estos elementos diferenciadores, ya no sería posible una definición absoluta (puede existir error si falta un elemento).

Volviendo al tema del contínuo, aún cuando cualquiera puede ser más o menos hombre, y más o menos mujer, en realidad lo habitual es que se definan en uno u otro sentido (al margen de que verbalmente afirmen ser ambas cosas o ninguna de ellas); es evidente que determinados indicadores nos darán una idea clara del género del sujeto.

Por ejemplo (ojo, algunos de estos indicadores pueden no estar presentes, pero alguno sí estará), el nombre, que casi nunca es ambíguo, la existencia o ausencia de vello facial visible, el vestuario, la fisiología aparente, etc. El célebre video de Queen en el que los cuatro están vestidos de mujeres, no inducen a error en cuanto a su género, son hombres; igual sucede con las drag-queens.

Si una persona no tuviese definición, o quisiese tener ambas, utilizaría indicadores que definiesen ambas (un buen mostacho y un par de pechos, por ejemplo), o ninguna (nombre y apariencia totalmente asexuados). Pero yo no conozco casos así (y créeme que he recorrido lo mío por muchos países).

En realidad el ser humano tiene a definirse en algo concreto. Una demostración de eso es la alternancia día-noche; está claro que es un contínuo y que no existe un instante que diferencie uno de otra. Ahora pregunta a quien quieras si es una persona diurna o nocturna y se definirá en alguno de ambos grupos; no dirá que es "atardeceriurna" o "amaneceriurna".

Y es lógico, todos vivimos el día y la noche, pero siempre hay una prioridad de uno de ambos extremos. Igual sucede con los géneros, podremos ser más o menos hombres, o más o menos mujeres, pero siempre mostraremos identifdicadores que se decantarán hacia uno de los géneros, y fijándonos en todos ellos, precisar el género no es difícil (salvo contadísimas excepciones).
ImagenImagen

Creer en los demás te ayuda a ser mejor. (A. Glass).